¿Qué hacer si me acosan las deudas?

Ante el acoso por deudas, usted siempre tendrá la oportunidad de hallar asesoramiento gratuito, privado u ofrecer respuestas a tiempo; lo importante, siempre será responder.

Es conveniente, dar razón de los motivos que le llevan a incurrir en la falta de pagos, replantear las formas de pago y nunca negarse a pagar. Otro recurso que es la ley de segunda oportunidad, también podría resultar un recurso de amparo válido.

Las implicaciones de orden legal estarán siempre a la orden del día tanto para los acreedores como para los deudores, de manera que, hacer uso de las instancias legales y profesionalismo de quienes manejan las leyes, será de provechosa utilidad para todos.

Sean bienvenidos (as) a conocer más sobre los procedimientos válidos a agotar ante el acaso por una deuda.

 ¿Qué elementos favorecen a un deudor?

No es lo mismo decir que una deuda acosa o presiona a quien debe que, decir, que el acreedor, presiona u acosa al deudor.

Ahora bien, ante el panorama de deuda de una persona, lo primero que deberá agotar es la conversación cara a cara; de no lograrlo por esta vía, es importante ofrecer respuesta ante la queja por escrito.

Acto seguido, el deudor, deberá hacer uso de los recursos de amparo judicial que tenga a disposición, para solicitar no solo asesoramiento, sino también, un manual acerca de cómo proceder en su caso.

Tercer paso, es estar de parte de la solución, plantear y soportar con avales los casuales por los cuales no canceló su deuda (enfermedad, gastos de escolaridad o de vida en general u otros) y, finalmente, atreverse a proponer nuevas formas de convenios de pago.

 

¿Cómo manejar una deuda y no ella al deudor?

Una de las consecuencias de las deudas es la alteración de la salud física, mental y corporal. Llegar a tal grado de deterioro, implica que, no se supo manejar la crisis económica.

Es necesario, no asumir nuevos compromisos crediticios que mermen aún más la capacidad de respuesta o pago; por el contrario, hallar formas de ingreso extra, podría resultar un adecuado manejo de la situación inicial, sin llegar a permitir avances.

 

Algunas consideraciones para las salidas de la deuda

Veamos algunas formas de proceder ante las deudas, los procesos de resolución de conflicto, están en cualquier instancias pública de amparo judicial, lo importante de todo, es tocar las puertas y gestionar cualquier inconvenientes desde el orden y la colaboración.

Veamos actuaciones de acuerdo al caso:

  1. Si la nota de cobro viene a través de un aguacil, responder por la vía escrita con previa compañía de un abogado
  2. Lea detenidamente la demanda e identifique los puntos álgidos en ella (monto, fecha de inicio del préstamo, condiciones y más)
  3. Si el cobro llega de forma verbal, se sugiere el asesoramiento en instancias públicas o privadas y presentarse con los argumentos y propuestas usted solo.
  4. Nunca dejar de comparecerse en cualquier instancia judicial que le convoquen, siempre hacerlo con un abogado.
  5. Los procesos de litigios, suelen ser extensos, llegando incluso a invertir más dinero que la propia deuda, se exhorta siempre a convenir entre partes.
  6. Por ningún motivo deje de presentarse al llamado realizado por el acreedor o prestamista.

 

 

 

 

 

Leave a Reply