Historia Natural de Traumatismo Craneoencefálico

Los traumatismos de cráneo o craneoencefálicos son las heridas físicas elaboradas sobre el tejido cerebral que alteran de manera temporal o persistente la funcionalidad cerebral. El diagnóstico se considera por la clínica y se asegura con estudios radiológicos (sobre todo, TC). El procedimiento inicial se apoya en la ayuda respiratoria, la oxigenación y el control de la presión arterial, puedes aprender más sobre la Historia Natural de Traumatismo Craneoencefálico.

Algunas veces, frecuenta ser elemental la cirugía en pacientes con heridas más graves para poner monitores de seguimiento e intentar la altura de la presión intracraneana, descomprimir el cerebro si la presión intracraneana se incrementa o borrar hematomas intracraneanos.

¿Qué consecuencias tiene un traumatismo craneoencefálico?

  • Trastornos a grado sensorial (tacto, olfato, vista, etcétera.)
  • Trastornos del desplazamiento.
  • Trastornos en la deglución
  • Alteraciones en el control de los esfínteres.

En el aspecto neuropsicológico (afectación de las funcionalidades superiores), tenemos la posibilidad de objetivar una gigantesca variabilidad de déficits cognitivos y conductuales que, con distinta magnitud, tienen la posibilidad de aparecer como resultado del Traumatismo Craneoencefálico. Las primordiales funcionalidades cognitivas que tienen la posibilidad de verse alteradas son:

  • La atención, concentración
  • La memoria, aprendizaje
  • El razonamiento, inteligencia
  • Cambios en el comportamiento y el sentimiento.

¿Qué es el traumatismo craneoencefálico?

El mal que sufre el cerebro luego de un traumatismo craneoencefálico se debería, por una sección, a la lesión primaria (contusión) de manera directa relacionada con el efecto sobre el cráneo o con el desplazamiento veloz de aceleración/desaceleración, y por otro lado, a la lesión secundaria (edema, hemorragia, incremento de la presión en el cráneo, etcétera.) que se lleva a cabo a raíz de la lesión primaria a lo largo de los primeros días tras el infortunio y que puede conllevar graves secuelas en el pronóstico servible.

¿Cuánto tarda en curarse un traumatismo craneoencefálico?

La época de recuperación de un TCE es algo complejo de establecer, debido a que va a estar influenciado por componentes como el impacto de la rehabilitación y el azar. Para eludir esta indeterminación, se crearon lo cual se llaman “fórmulas o modelos pronósticos “, cuyos objetivos son los de hacer predicciones sobre futuros pacientes que desarrollen un TCE, apoyada en estudios de casos estudiados con anterioridad.

¿Cómo se clasifica el traumatismo craneoencefálico?

Nivel I ó TCE leve (GCS 14-15): Paciente alerta y orientado, sin déficit neurológico.

Nivel II ó TCE (GCS 13-9): Este grado es moderado. 

Nivel III ó TCE grave (GCS 3-8): Disminución fundamental del grado de conciencia (sin contestación a directivas verbales).

¿Cómo ayudar a una persona con traumatismo craneoencefálico?

El TBI leve, algunas veces denominado conmoción cerebral, puede no necesitar otro procedimiento más que reposo. No obstante, después de un TBI leve es primordial continuar las normas del profesional de la salud de hacer reposo absoluto y retomar gradualmente las ocupaciones tradicionales.

El individuo con conmoción podría tener que definir esta clase de ocupaciones o reposar cada determinados períodos para permitir que el cerebro descanse.

Además, el alcohol y otras drogas tienen la posibilidad de enlentecer la recuperación e incrementar las chances de padecer otra lesión

Leave a Reply