Historia Natural del Cáncer de Pulmón

El cáncer es una de las enfermedades más letales de los últimos tiempos. Según la Historia Natural del Cáncer de Pulmón, este es uno de los principales tipos de cáncer causantes de muerte en hombres y mujeres, sobre todo en los fumadores.

Existen dos tipos principales de Cáncer de Pulmón: el cáncer de células pequeñas, representando un 15% de los pacientes, y el cáncer de pulmón de células no pequeñas, representando un 85% de los pacientes. 

La población más vulnerable a padecer cáncer de pulmón son los fumadores, pues el tabaquismo es la principal causa, además de la exposición a toxinas o por antecedentes familiares. Los síntomas son diversos, una vez avanzada la enfermedad, incluyen tos con sangre, dolor en el pecho y pérdida de peso

 

¿Cómo se descubrió el Cáncer de Pulmón? 

Aunque se tienen antecedentes del cáncer de pulmón desde los años 1700, no fue hasta 1810 cuando Bayle realiza la primera descripción específica de un “carcinoma pulmonar”. En ese tiempo, solía confundirse esta enfermedad con la tuberculosis, debido a la semejanza de los síntomas.

Sin embargo, más adelante, gracias a las autopsias realizadas a pacientes fallecidos a causa de diversos tipos de cáncer, se descubrió que, en ese tiempo, 1% de los casos eran Cáncer de Pulmón, y no tuberculosis, como se llegaba a pensar. 

 

¿Cuál es la Historia del Cáncer?

 Antes de la aparición del tabaquismo, el cáncer de pulmón era una enfermedad poco frecuente. En 1791, según los reportes de John Hill, no era considerada aún como una condición de importancia. De hecho, no se tiene registro de sus características hasta 1819

Para ese entonces, era difícil diferenciarlo de la tuberculosis por sus síntomas similares. En 1878, el cáncer de pulmón representaba un 1 % de los cánceres observados durante autopsias, sin embargo, ese porcentaje aumentaría con el paso del tiempo. 

Durante el siglo XX, los casos eran de un 15% entre todos los pacientes fallecidos a causa de algún tipo de cáncer. Más adelante, en 1926, se clasificaría el cáncer de pulmón de células pequeñas como un tipo de Cáncer diferente a todos los demás. 

Con el paso de los años, los casos de cáncer de pulmón aumentaban. Según el médico Fritz Lickint, en 1929, existía una fuerte relación entre el cáncer de pulmón y el tabaquismo. Esto sería comprobado en 1950, con estudios que detectaron esta conexión epidemiológica. Para 1952, representaba un 5,66% de los casos.

¿Qué es el Cáncer en los Pulmones? 

Es un tipo de cáncer que se origina en los tejidos de los pulmones, específicamente en las células encargadas de recubrir los conductos de aire. Según sea el tipo, de células pequeñas y o de células no pequeñas, poseen distintos tratamientos.

Produce dolor en las costillas y pecho, dificultad para respirar, sibilancias, fatiga, pérdida de apetito y de peso, ganglios linfáticos inflamados y tos con flema, con sangre o seca.

¿Cómo diagnosticar el cáncer de pulmón?

El primer paso a seguir es asistir a un oncólogo, el especialista indicado para realizar el tratamiento. Este le examinará y analizará su historial médico y antecedentes familiares. Se amerita de radiografías y análisis de sangre para que el diagnostico sea certero.

Además, es necesaria una biopsia de pulmón y llevar a cabo el proceso de estadificación, para averiguar cuánto tiempo lleva desarrollándose el cáncer.

¿Dónde duele cuando tienes cáncer de pulmón?

Entre los síntomas del cáncer de pulmón, se encuentra el dolor en el abdomen, específicamente en las zonas de las costillas y el pecho, debido al cáncer que crece en los conductos. Esto ocasiona a su vez dificultades para respirar.

Es un síntoma determinante, por lo que puede ayudar a diagnosticar rápidamente la enfermedad y empezar un tratamiento lo antes posible. 

 

Leave a Reply